sábado, 12 de junio de 2010

A pesar de mis exámenes y del ritmo de vida que llevo estos días tenía que pasarme por aquí. No lo he podido evitar.

Hablando de bolas chinas. Yo pregunto, mi amiga (la destroza-relaciones) contesta:
- ¿Y eso no se sale?
- Hombre, si hago fuerza a lo mejor...
- Pero tía que porquería.
- Qué va...
- ¿Y eso cómo se limpia?
- Pues con agua, como todo.
- Eso sí que es una porquería.

En este momento de la conversación me salta otra de mi amigas:
- Tía pero tú qué te crees que es eso...
- No lo sé, por eso pregunto.
- Ya pero es que vaya preguntitas... tú que te crees, ¿que tu churri te mete su pene esterilizado o qué? A ver las cosas se limpian pero es que tú eres una enferma.

Vale.

Esta vez con otro grupo de amigas. Hablando de los efectos secundarios de la píldora.
- Pues yo engordé, me puse como una foca.
- A mi se me pusieron unas tetas impresionantes.
- A mí me cambiaba el humor cada dos minutos.
- Yo oía grillos.

¡¡¡¡¡¡¡  @33ls8qK ¿QUÉÉEEEEEEEEEEE????  SBF ksfa???¿¿¿¿¿!!!!!
Y se hizo el silencio. Todo un bar repleto de universitarios aún con las hormonas como adolescentes nos mira.

- ¿Se puede saber qué coño te recetaron?
- Eso le dije a la tipa...
- ¿Y qué te dijo ella?
- Que dejara los anticonceptivos, tomara valium y pasara una época de abstinencia...

Qué daño hacen los exámenes, los ginecólogos y los anticonceptivos.
Se ha producido un error en este gadget.