viernes, 21 de octubre de 2011

Breve resumen de los últimos días.

LLegar a Londres sin papa de inglés y que la persona que iba a ir a buscarte se confunda de aeropuerto. 
Que además te pierdan la maleta con material de longboard equivalente a 600 euros más toda tu ropa (más la ropa de la imbécil que se confunde de aeropuerto) es empezar el día con buen pie.


Comer tortilla de patatas después de un mes sin probarla.... Yo no sé cocinar así que el pringao pierde maletas me ha hecho dos. 


‎...British Airways at the stake... 24 horas después la maleta sigue sin llegar a casa. Sabemos que está en el aeropuerto así que vamos para allá a buscarla. Tras una hora y media de metro y overground llegamos. "Su maleta ha salido hacia su casa hace media hora exactamente". Bien. 


El pierde maletas enseñando a los ingleses cómo patinar. Yo enseñando la hucha haciendo downhill. Nadie ha sacado nada de ello. Los ingleses se no han enterado de nada de lo que el chico decía y los que me han mirado el culo se han estrellado. Yo necesito una tabla de downhill y el pierde maletas ruedas nuevas. Bueno, al menos sé que iba más rápido que los que se la han pegado.


I'm the fastest woman in UK.


No me caben más heridas en los codos... 


Celebrando los logros con jazz. (Tengo un curro new)


Morriña....:(
Homesick....:(







Ver un solamen de la leche, salir a patinar y que a los cinco minutos empiece a llover a cántaros es una putada. Pero es peor aún cuando llevas un agujero en la suela de la zapatilla...


Cómo hacer una entrada triunfal en el Quicksilver de Covent Garden: Suelo resbaladizo y mojado. Ir a frenar y rebalarse, que la tabla salga disparada, pegue un golpe bien sonoro en la puerta y entre rodando en la tienda. Caerse de culo y hacerse mucho mucho mucho daño en la muñeca. Que la gente se pare a mirarte, algunos se acerquen a levantarte (Recuerden que esto es gentlemanland...). Entrar en la tienda a buscar el patín rojo como un tomate...








Citying London... 

Se ha producido un error en este gadget.