viernes, 7 de octubre de 2011

Patos, ratas, amor...


Iba yo patinando sola por Hyde Park y muy bonito todo…
Me sentía un pelín sola pero de esa soledad en la que estás a gusto... ¿me explico?

Me ha parecido cómico el hecho de haber tenido que frenar porque tres patos estaban cruzando la carretererilla del parque. Y en ese momento en que estaba estática, con un pie sobre mi tabla y otro en el suelo, con mis cascos retro con Louis Armstrong a tope, esperando a que llegaran al otro lado para poder continuar, justo ahí me he dado cuenta de que me encanta esta mierda de ciudad.

Y es un problema que me encante… joder, las ardillas comen de tu mano y me gusta muchísimo ver cómo comen, cómo se mueven, cómo juega con los niños…

Y además teng descuentos en tiendas de ropa (un 20%) por ser estudiante y obviamente eso también me encanta... esto es un problema.

¿Y por qué iba a ser un problema?

Porque a lo mejor me enamoro de esta ciudad infestada de ratas... y me quiero quedar…
Se ha producido un error en este gadget.