viernes, 21 de octubre de 2011

Breve resumen de los últimos días.

LLegar a Londres sin papa de inglés y que la persona que iba a ir a buscarte se confunda de aeropuerto. 
Que además te pierdan la maleta con material de longboard equivalente a 600 euros más toda tu ropa (más la ropa de la imbécil que se confunde de aeropuerto) es empezar el día con buen pie.


Comer tortilla de patatas después de un mes sin probarla.... Yo no sé cocinar así que el pringao pierde maletas me ha hecho dos. 


‎...British Airways at the stake... 24 horas después la maleta sigue sin llegar a casa. Sabemos que está en el aeropuerto así que vamos para allá a buscarla. Tras una hora y media de metro y overground llegamos. "Su maleta ha salido hacia su casa hace media hora exactamente". Bien. 


El pierde maletas enseñando a los ingleses cómo patinar. Yo enseñando la hucha haciendo downhill. Nadie ha sacado nada de ello. Los ingleses se no han enterado de nada de lo que el chico decía y los que me han mirado el culo se han estrellado. Yo necesito una tabla de downhill y el pierde maletas ruedas nuevas. Bueno, al menos sé que iba más rápido que los que se la han pegado.


I'm the fastest woman in UK.


No me caben más heridas en los codos... 


Celebrando los logros con jazz. (Tengo un curro new)


Morriña....:(
Homesick....:(







Ver un solamen de la leche, salir a patinar y que a los cinco minutos empiece a llover a cántaros es una putada. Pero es peor aún cuando llevas un agujero en la suela de la zapatilla...


Cómo hacer una entrada triunfal en el Quicksilver de Covent Garden: Suelo resbaladizo y mojado. Ir a frenar y rebalarse, que la tabla salga disparada, pegue un golpe bien sonoro en la puerta y entre rodando en la tienda. Caerse de culo y hacerse mucho mucho mucho daño en la muñeca. Que la gente se pare a mirarte, algunos se acerquen a levantarte (Recuerden que esto es gentlemanland...). Entrar en la tienda a buscar el patín rojo como un tomate...








Citying London... 

miércoles, 12 de octubre de 2011

Estados alterados facebook.

¡Buenos días mundo! 
(Léase con voz de pito típica de una niña mimosa y pequeña recién levantada)
* A lo que mi amiga T comenta: vamos como tu voz. 


Mis vecinos de enfrente: Un chico está plastificanto a una chica con el papel transparente de la cocina mientras ella está asomada a la ventada pidiendo desesperadamente un cigarro.




Desde el sábado noche mi palabra favorita en inglés es "awkward". 
* Y a esto le dedicaré una entrada completa. 


"Si una teta tiene que asomarte, que sea por el escote y no por la sobaquera... "


Driking beer with my flatmate while she's trying to roll a cigarette. XD
*She can't...


¡Juergaaaaaaaaaa!


Juntar un "no hay huevos" y un "challenge accepted" no es buena idea....


"C'est la vie" es algo que siempre he querido decir... sobre todo a alguien que se llame "Marie".


FUCKING LONDON WET FLOOR


¡¡¡¡¡¡¡¡¡Jueeeeeeeeeergaaaaaaa!!!!!!!!!!


"¿Tú alguna vez has follado con un gordo? Es como hacerlo con una cama elástica."
*Anónimo.



Las palomas fofas postradas en la verja de mi casa me echan miradas desafiantes.


I'm in love with Camden!


No quiero ofender a nadie... pero lo que más echo de menos es el sol....



viernes, 7 de octubre de 2011

Patos, ratas, amor...


Iba yo patinando sola por Hyde Park y muy bonito todo…
Me sentía un pelín sola pero de esa soledad en la que estás a gusto... ¿me explico?

Me ha parecido cómico el hecho de haber tenido que frenar porque tres patos estaban cruzando la carretererilla del parque. Y en ese momento en que estaba estática, con un pie sobre mi tabla y otro en el suelo, con mis cascos retro con Louis Armstrong a tope, esperando a que llegaran al otro lado para poder continuar, justo ahí me he dado cuenta de que me encanta esta mierda de ciudad.

Y es un problema que me encante… joder, las ardillas comen de tu mano y me gusta muchísimo ver cómo comen, cómo se mueven, cómo juega con los niños…

Y además teng descuentos en tiendas de ropa (un 20%) por ser estudiante y obviamente eso también me encanta... esto es un problema.

¿Y por qué iba a ser un problema?

Porque a lo mejor me enamoro de esta ciudad infestada de ratas... y me quiero quedar…

miércoles, 5 de octubre de 2011

Cosas raras y guays de esta ciudad.

Hay unos asientos en algunos vagones del metro de Londres que me hacen mucha gracia porque no sé qué es lo que tienen que hacen sentarse a la gente como si estuviese cagando. Así que nunca me siento en ellos. 

Fiestas en casas londinenses que parecen la sesión Zombie de la Sala Heineken. O un DJ y un sistema de sonido de la leche, drogas por todas partes y demasiada gente. 

Vivir con dos alemanes es infinitamente peligroso... demasiada cerveza. No me he terminado una y ya me han sacado la siguiente. Siempre les digo que esperen, que aún no he terminado y se ríen de mí porque bebo muy despacio. Y porque soy bajita y me emborracho enseguida. 

Sentirse desgraciada en un sentido cómico.  Cuando a una le baja la regla y no sabe qué tampax comprar porque no entiende lo que pone en la caja. 

Mis vecinos de arriba follan salvajemente. Y me tiembla la habitación y yo solo puedo pensar en la griera de mi armario. 

Como Spotify no sabe dónde estoy no tengo límites. ¡Qué maravilla!

Y mientras escribo ésto es lo que ocurre en la casa de enfrente: Un chico está plastificanto a una chica con el papel transparente de la cocina mientras ella está asomada a la ventada pidiendo desesperadamente un cigarro.

Se ha producido un error en este gadget.