martes, 22 de febrero de 2011

Me suben la moral....

Sobre esta sección he de decir que es absoluta y completamente real.
Hoy, haciendo un ejercicio que consistía en rodear los nombres de lugares donde puede vivir una persona. Explicando la actividad a una niña:

- ¿Crees que una persona viviría en una mesa?
- No.
- ¿Crees que una persona podría vivir en un parque?
- En que hay al lado de mi casa vive un hombre....
- Ya. ¿Crees que una persona podría vivir en un armario?
- Sí.

Así de simple. Añado que la mesa, el parque y el armario eran palabaras de la actividad, no las he dicho yo. Y que me han dado ganas de añadir: "Sí, hasta que salen".

Otra, que me suelta:

- ¿Has visto vídeos de Batuka?
- Sí.
- Pues yo he intentado hacer este paso (saca pecho - mete pecho) pero no me sale. Tú puedes hacerlo bien porque como tienes tetas...

¡Gracias! Acabo de superar mi complejo de nadadora.

Otra, viene a darme un abrazo. Se me engancha de la cintura y me dice: ¡Flaca!

¡Gracias! Soy tetona y flaca, casi perfecta.

domingo, 20 de febrero de 2011

Cabreo descomunal.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Jjjjjjhgggaaaaaaa***FuuuuuuuuuuuuuaaaaAAAAArgggggggggggggggggggggggg983gsd leasdefgggggggggggggggggggggggggyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy
yyyyyyyyyyyyyyyyyyyiiiiiiiiiiiiiiiiiiiaaoaaaaa!!!!!!!!@@aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaçççÇÇÇÇÇÇaaaaaaaaaaAAAAAAAAAAAuuuuUUUUUUUUU
UUUUUUUUUsssssssshhhhhhhhLAMADREQUE....ppppfffffffffffffffffffffFFFFFFFFFFFFFFF
FFFFFFFFFÑÑÑÑÑÑÑiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiirrrrrrSSSSSSSSSShhhhhhhhh****md*rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
jjjjjjjjjjeeeeeeeeeeeeeeee¿¿¿aaaaaaaaaaaaaaaaa??????aaaaaaaaaaaAAAAAAAAAAAAAArrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrGGGGGGGGgggggggggggggPPPPP
aaaaaaIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr@@@!!!!!!!!!!

Pero hace sol y eso lo arregla todo un poco.

miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Deportista o descerebrada?

Como algunos de vosotros ya sabéis soy maestra. Y a la vez joven y universitaria.

En mi tiempo libre entre otras cosas me dedico a hacer longboard. Para el que no sepa lo que es os dejo foto de aquí la menda antes de meterse un guarrazo....y al final un video muy chulo.
Ahora que empiezo a coger ciertas velocidades y que hago ciertas cosas pelín peligrosas, llevo casco, coderas, rodilleras guantes, muñequeras… vaya que voy forrada (por cierto, no es muy estético puesto en mí pero algunas consiguen que les quede muy fashion… desde aquí hago un llamamiento a las escritoras de blogs de moda para que me expliquen cómo puñetas consigo ir mona con tal armadura).

El caso es que el hobby empieza a ser vicio. Antes solo patinaba los fines de semana pero ahora también lo hago entresemana; de hecho, voy al trabajo patinando. Bueno, iba.

Y digo iba porque el otro día me dio por pensar en los padres de mis alumnos. ¿Qué van a pensar de mí?

Mi madre dice que soy una descerebrada y parezco una adolescente estúpida. Yo le digo que me gusta hacer deporte. Ella dice que un día me abriré la cabeza. Yo le digo que con esto evito la celulitis. Y entonces parece que por un rato al menos, se queda tranquila.
Pero… ¿y lo padres de mis alumnos? ¿Pensarán que soy deportista? ¿O que soy una descerebrada? Me da que más bien lo segundo… de hecho una madre ya ha estado a punto de atropellarme (conste que fue culpa suya…)

Para más inri, no aparento la edad que tengo, sino alguno menos… de hecho podría pasar por una alumna de 4º de ESO o de bachiller fácilmente. Excepto los fines de semana que soy más un híbrido entre adolescente y mujer, vaya, una niñata disfrazada de persona mayor.

Os dejo con un vídeo de longboard por Madrid. He aquí las chicas de Longboard Girls Crew. Da gusto verlas patinar...


Como supongo que alguno/a se quedará predando de estas chicas os dejo su web.

martes, 15 de febrero de 2011

Modestas comparaciones.

De pequeña en el colegio mis compañeras de clase y yo jugábamos a las Spice Girls. Cantábamos "yo se gua chu guon gua chu güili güili guon" y salíamos una por una a bailar nuestra parte como si estuviésemos en un escenario.
La primera vez que jugamos fui lo suficiente rápida como para pedirme la deportista. Yo estudiaba danza así que lo hice mejor que nadie, levantamiento de pierna hasta la oreja y pino-puente incluídos. Lo hice tan bien que no me dejaron volver a ser la deportista nunca más.

Total que desde entoces siempre me tocó ser Victoria. Entonces era la menos guapa, la menos interesante, la más sosa, la menos simpática. Y yo era bastante parecida. Morena, bajita, borde y muy pija. Bueno, me consuela que a pesar de todo es la que más forrada está y tiene el marido más guapo. Y que de aquellas compañeras creo que soy la que mejor ha terminado... no me quedé embarazada siendo adolescente, ni me drogo, estudio y soy medio-normal. Y poco modesta.
El viernes salí de fiesta. Al salir de casa, iba pisando fuerte, segura de mí misma, de lo mona que iba (vamos a ver, no soy un bellezón ni mucho menos, del montón diría yo, pero una sabe sacarse partido...) Hasta había conseguido disimular el trancazo -disimular una naríz con personalidad como la mía despellejada por los clínex es una hazaña homérica- y al salir por la puerta y parar un taxi con mis carísimos zapatos de salón de 12 centímetros, mi abrigo entallado en plan "lady" y mi clutch (bolso de mano para los hombres....) me sentía igual que Carrie en Sexo en Nueva York. Y efectivamente, me parezco a ella. Pedazo de naríz y barbilla incluídas. Pero de hecho, es peor, porque ni soy rubia, ni tengo ojazos azules, ni soy rica. Mierda. Ya puedo ser modesta....



martes, 8 de febrero de 2011

Salriendo del huevo.

Hace una semana estuve en un pequeño garito de Huertas donde tocan blues en directo y te cobran siete euros, tu peor careto y un riñón por un tercio. Al pobre camarero que me suele atender (he ido varias veces ya, el blues me pirra) le tengo una manía desorbitante. Sé que él no tiene la culpa pero es inevitable cogerle manía a una persona que te cobra tal cantidad por una cerveza que encima llega tarde y caliente. Si me cobraran 10 euros por entrar a escuchar la música y tres por la cerveza no me sentaría tan mal…


El grupo se llamaba Gadijo eran unos franceses muy muy muy muy franceses… merecía la pena ver cómo el cantante se marcaba un tema a capela alternando su voz con la armónica. Bestial.

Os dejo el enlace de un trocito del concierto en Madrid http://www.youtube.com/watch?v=SAXt0h43Z88&feature=related

Al día siguiente fui al Café Central (al lado de la Plaza Santa Ana, por si a alguno le interesa) famoso lugar por su buen jazz. Allí vimos a Cecilia Krull (sí la de la BSO de tres metros sobre el cielo, ná que ver por cierto, con lo que hizo el otro día en el CC) que a pesar de ir con buenos músicos y tener una maravillosa voz se escucharon lo que parecían más bien temas standard…


En el Café Central pedimos algo de comer. Platos grandes y no está mal de precio. Eso sí, tienen una curiosa forma de llamar a la butifarra: Chorizo de león al-vino.

Si os habéis dado cuenta, últimamente hago muchos planes treintañeros… ¡yo que pensaba que lo 22 eran los nuevos 18!

Pues la cosa no termina ahí. El sábado noche lo pasé en un concurso de tortilla de patatas. Obviamente, fui como catadora porque si no, no lo cuentan. Allí era la más joven del lugar, nótese en que fui la única que no votó ni una sola tortilla con ingredientes extra (creo recordar que ganó una con verduras… ¡puag!)
Me estoy haciendo mayor. Ya no recuerdo cuál fue el último botellón al que fui, ni la última vez que estuve de fiesta hasta las 10 de la mañana, ni la última vez que aguanté una noche entera con tacones, ni la última vez que ligué con cinco, ni… (En realidad el botellón fue en septiembre, la noche hasta las 10 no sé, pero hasta las 12 fue en agosto y los tacones jamás han sido un problema para mí, si no fuera por mi trabajo los llevaría a diario; pero es que así queda más dramático… y lo de los cinco tíos de verdad que no me acuerdo y esto sí es un drama, parece que llevo escrita las palabras “novio” o “estrecha” o “en realidad es un hombre” en la frente).

jueves, 3 de febrero de 2011

Entusiasmada por las vueltas que da la tierra...

Hay que reconocer que cumplir años es una buena excusa para emborracharse. La pena de ser un año más vieja (en realidad es un día más, tampoco debería ser tan dramático), la alegría de haber vivido un año más, la excusa para salir de marcha (en realidad soy estudiante así que siempre hay motivos para celebrar) y la putada de cunplir años en febrero.

Desde que "nos hicimos mayores" es hazaña homérica poder celebrar mi cumpleaños. Si no están de exámenes, trabajan. Antes molaba más, ibas con un trozo de cartón con un dibujo estúpido, ponías fecha y lugar y a veces hasta te sobraba gente. Ahora una hace tuenti-eventos, facebu-eventos, telefon-eventos, mail-eventos y aún así, parece que no todos se enteran. Claro, con tanto evento estúpido en cadena, la gente termina por automatizar el "no asistiré" y al final ni lo leen. 

Como regalos he recibido unas botas de agua monísimas, un vestido monísimo y una indirecta. Se trata del regalo de mi mami, que me ha obsequiado con una caja llena de productos maravillosos para la cara. Yo encantada, porque como estudiante que soy no me gasto el dinero en esas cosas (alguna cae, pero más barata...) pero conociendo a mi madre y teniendo en cuenta algunos comentarios que he recibido últimamente, creo que se trata de una indirecta bastante directa, diría yo.

Bueno, tengo peor cara de lo normal, es verdad...¡pero es que estoy de exámenes! Tengo unas ojeras de la leche; entre las que ya me venían naturales y las de no descansar bien, parece que acabo de resucitar... ¡¡pero ya tengo roll y corrector para eso!! Ya sé que parece que me han sacado de una foto en blanco y negro... pero para mi piel gris ¡ya tengo maquillaje! Ya sé que tengo los labios agrietados (de hecho, cada vez que intento sonreír me doy cuenta de ello) pero ¡ya tengo reparador de labios! Así que más felíz que una perdíz cominéndose una lombríz... no dormiré bien, pero seré la que mejor aspecto tenga en el examen.

Por cierto el rímel ya ha sido capricho, porque otra cosa no, pero tengo unas pestañas envidiables ¡Já!

Pasaré el finde medio celebrando cumpleaños... como hay tanta gente con la que hacerlo, tendré que ocupar dos fines de semana... mañana del sábado con mi long y algunos compis de cuestas, sábado noche, en un concurso de tortillas -obviamente como catadora, no sé ni freír un huevo, y no exagero- y el finde que viene a lo bestia con las chicas...que por cierto, miedo me dan. A veces me da la sensación de que en lugar de un cumpleaños estamos celebrando una despedida de soltera. La última vez tuvimos incluso un molde sobre nuestras cabezas... os dejo la imagen. 


Un abrazo y gracias por las felicitaciones, que sé que alguna caerá ;)  (Espero....) 



Se ha producido un error en este gadget.