sábado, 7 de mayo de 2011

Rebeldes cegadores provocadores de ataques epilépticos.

A los conductores que pasáis por la carretera al lado de mi casa, justo donde la gasolinera: que sepáis que cada vez que vais por ahí a mayor velocidad de la permitida, yo me entero. El flashazo del radar me ciega por la ventana. Por mis ojos y mi epilepsia a punto de desarrollar, os ruego y suplico, ralentizad.
Se ha producido un error en este gadget.