lunes, 9 de mayo de 2011

Señores que me empujan.

Por tercera vez patinando, me cruzo con un hombre borracho cuya reacción es darme un empujón. Sólo que esta vez ha sido más patético porque yo casi me caigo y la tabla ha salido disparada calle abajo. Yo corriendo detrás y los chavalillos que había allí diciéndome: "que se te escapa el autobús"


Creo que voy a llorar. Cabrones.

Universitarios molones.

Definitivamente, estudiar filosofía y no fumar, no pega nada.
Se ha producido un error en este gadget.