miércoles, 31 de marzo de 2010

¿La relación perfecta?

Tengo un par de amigas cuya relación es perfecta. Sus respectivas parejas son hombres de buen ver, estilosos, inteligentes, deportistas, detallistas, divertidos.... lo tienen todo y además lo usan a la perfección en su relación. Mis amigas son tan felices con ellos que cada vez que hablan de los viajes, las sorpesas -o viajes-sorpresa-, los regalos, las palabras o cualquier cosa de su relación las demás acabamos con una percepción muy distinta de nuestras propias relaciones. A veces surgen preguntas: "¿Cómo es posible que no haya caído yo en eso?, ¿porqué mi novio no es tan detallista?, ¿de verdad eres capaz de hacer esa postura?" A veces surge cualquier sonido que hace ver que no sabemos qué decir o que demuestra admiración: "Ohh.., ah..., wow..., uff!" y en otras ocasiones asoma la cabeza de la envidia de cualquier forma: "Ya, claro, ja!, sí hombre, ni de coña, mentirosa, cuanto más grande sea el regalo mayor culpabilidad, eso es porque estáis al principio de la relación...." Pues no señor, una lleva tres años y la otra dos. Les tenemos una envidia asquerosa pero también inevitable. La envidia de algunas es sana, la de otras no, desde luego, pero afortunadamente este -aún- no es mi caso.

El caso es que a este tipo de amigas de relación perfecta se les ha denominado revienta-relaciones, destroza-relaciones, cabronas y un millón de cosas más que no necesitan mención. Así que el otro día mientras charlaba animadamente con Elmismoperomío salieron en conversación unas cuantas parejas entre ellas las de mis dos amigas. Yo le dije a el con mucha tranquilidad que en concreto el novio de una de mis amigas debería dar un curso sobre cómo ser un buen novio  -tendría el éxito mundial garantizado-. Hablamos de la perfección de su relación pero Elmismoperomio hizo una reflexión increíble. No sé qué habría bebido ese día pero fue de veras, impresionante, el momento de mayor concentración de sangre que tuvo en el cerebro desde hacía un par de décadas por lo menos. Hablando de una de las parejas, ella veinticinco, él vientiséis, ambos guapos, inteligentes y pudientes.... dice (cuidado que va):
"Lo que le pasa -refiriéndose a mi amiga- es que tiene una autoestima de mierda y no puede creerse que un tío así quiera estar con ella, se siente tan insegura con respecto a lo que él siente por ella que no han pasado la primera fase de la relación, en realidad, por muy perfecto que te parezca todo en esa pareja, no es más que una relación estancada y asentada en la inseguridad por lo que aún viven en esa fase de romanticismo en la que cualquier detalle que te demuestre que el otro te quiere es suficiente para pedirle que se case contigo o para al menos devolverle el favor, ya sea con una noche entera de sexo o regalándole un viaje. Desde luego que ella no es la única culpable, a él le pasa algo parecido solo que desde su perspectiva de hombre, que ya sabes cuál es".

Toma ya. Pues la pareja que llevaba dos años lo ha dejado. Se que la otra no va hacerlo pues según la teoría de Elmismoperomío el problema está en la inseguridad y por lo menos ella no es de esas....

Bueno, ya sabíamos que no es oro todo lo que reluce....

1 comentario:

  1. claro q no, la perfección no existe! y siempre tendemos a ver mejor lo de los demás, pero en todo. Yo soy soltera y no quiero novio ahora, pero sí q hay fases en las de "oh, te envidio por tener una relació tan maravillosa!" y la otr te suelta "y yo te envidio pq estás soltera, puedes salir, ligar, y enrollarte con quien quieras!"
    Pues tb es verdad...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.