domingo, 14 de julio de 2013

Las novias de mis amigos.

Me arde la sangre cuando un amigo se echa novia y deja de ser una persona para ser media. Ya no hay una conversación entre nosotros sino media, la única que yo aporto. Y las medias miradas de ellas (las novias) son terroríficas. Cuando un buen amigo se enamora de una de esas chicas a las que les gusta todo lo que ellos hacen la amistad parece reducirse a la mitad. Ya no te invitan ni a una caña y cuando te dan dos besos al saludarte saben a mucho menos (a la mitad seguramente).

Me siento una completa gilipollas porque cuando lo dejan vuelve a ser los mismos y yo hago como si nada. Creo que ya no más. A diario tengo el deseo inmoral y reprobable de acabar con ellas.  

La cosa cambia cuando ellas no saben que yo estoy ahí; si ellas no tienen ni idea ellos se comportan normalmente. ¿Se puede saber qué pasa? Con mis amigos gays esto no pasa, ¿me explica alguien por qué?

3 comentarios:

  1. Te entiendo demasiado bien, yo he perdido amigos porque ha sido echarse novia y desaparecer. Su personalidad se ha visto anulada y por supuesto q lo de quedar y hablar, es algo inexistente... Me da mucha rabia...

    Me alegra ver que has vuelto al blog!!

    ResponderEliminar
  2. No será que padeces el sindrome de la abeja reína??

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he pensado, la verdad. Estoy acostumbrada a ver el fútbol y patinar rodeada de hombres. Es posible que haya un poco de síndrome de abeja reina. Pero también hay algo de novias posesivas que se aficionan al fútbol co tal de que su novio no vaya al partido conmigo.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.